Recomendaciones para evitar la presencia de palomas en las ventanas

Publicado: 02/12/2018
La Universidad de Sevilla tiene el compromiso y la obligación de tratar respetuosamente a los animales.

Muchos animales circulan por los edificios de la Universidad de Sevilla porque hay personas que los alimentan con grano, pienso u otro tipo de alimento. Este tipo de comportamiento atrae aves y roedores al entorno de nuestros edificios.

Esta práctica está desaconsejada por los prejuicios que pueden ocasionar a la comunidad universitaria.

La alimentación incontrolada de animales en las proximidades de nuestros edificios puede provocar situaciones de insalubridad, tales como la aparición de excrementos y suciedad en las zonas de tránsito y uso común, presencia de insectos o ácaros dentro de despachos o aulas que dificultan o imposibilitan el trabajo o la impartición de clases con normalidad, o la atracción de roedores a los puntos donde se deposita el agua o la comida.

Mientras que el comportamiento de estas personas no cambie y sigamos teniendo animales en nuestros jardines y espacios comunes, debemos adoptar otro tipo de medidas, fundamentalmente preventivas.

La colaboración y la implicación del personal de los centros es fundamental, porque son los primeros interesados en que su actividad se desarrolle con total normalidad.

Si desean que no aniden palomas en sus ventanas es recomendable seguir las siguientes recomendaciones:

1. Cuando haya algún indicio de que un animal ha empezado a hacer un nido, es importante proceder a la retirada de todos los materiales acumulados, forzando al animal a que busque otro emplazamiento.
2. Intentar fomentar entornos que no favorezcan los anidamientos de aves, por ejemplo abrir las lamas del edificio, en el caso de que existan, no echar comida en las inmediaciones del edificio, etc...
3. Dejar cerradas las ventanas de la zona afectada, sobre todo al finalizar la jornada laboral, para evitar que el animal pueda entrar dentro de la misma. De este modo los pulgones pulgones o ácaros que puedan tener las aves no entrarán en el aula o despacho buscando el calor de los equipos electrónicos o cualquier otro espacio que les ofrezca protección.
4. Hacer un seguimiento del estado de la situación para comprobar cuando se ha ido el animal y eliminar los restos de materiales que haya podido acumular y adoptar algún tipo de medida que evite la colocación de nuevos nidos.



Universidad de Sevilla > Servicio de Mantenimiento > Unidad de Medio Ambiente > Recomendaciones para...
A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X | Y | Z | última información incorporada